Google+ Badge

Publicaciones

viernes, 14 de agosto de 2015

Una certificación a puro pulso


Desde 1995 La Cofradía ha trabajado en mantener los estándares de calidad que se han establecido desde su fundación

Por primera vez, 16 establecimientos entre restaurantes y asaderos del Meta fueron certificados con una marca gastronómica llanera Propia. La marca "Sabores en el Llano, Calidad Gastronómica", es el producto de una iniciativa promovida por el instituto de Turismo del Meta.

La Cofradía recibió el reconocimiento dentro del grupo de los establecimientos gastronómicos seleccionados por el Instituto de Turismo del Meta y la FirmaGroup de España.


"Para nosotros es una bendición de Dios que nos hayan tenido en cuenta para darnos este reconocimiento, que es mas un empujoncito para seguir trabajando como lo hemos hecho", comenta con entusiasmo Ricardo Aragón Oyola, Gerente y fundador del restaurante.


Para los dueños de la compañía, recibir esta certificación fue un reconocimiento al esfuerzo de mas de 25 años en Villavicencio. Un proceso en el que, para ellos, han tenido que transformar mentalidades y la cultura recia del Llanero.

La Cofradía es el hijo del restaurante Zaguán del Oriente, el primer restaurante que tuvieron Ricardo Aragón y Martha Malpica. El restaurante nace como una respuesta a una necesidad que tenia la ciudad sobre etiqueta y protocolo.
Entre anécdotas e historias de los propietarios, comentan que cuando empezaron a uniformar a su personal los clientes se asustaron y pensaban que era costosa la comida; pues en Villavicencio la gente solía atender con petos y en sandalias o "chancletas" hace 25 años.

"Al principio fue muy duro, recibimos muchas criticas por el concepto de protocolo y elegancia que queríamos traer a Villavicencio con el restaurante La Cofradía. La gente se burlaba y no tenia fé en nuestro negocio, pero nosotros nunca nos dimos por vencidos porque queríamos transformar la cultura gastronómica de la ciudad", comenta Martha Malpica, gerente administrativa del restaurante.


"Creamos el restaurante con el fin de aportarle al Llano con nuestro conocimiento y con la visión que traíamos con los restaurante de Bogotá", comenta Martha Malpica, además dice que desde que llegó a Villavicencio su sueño era tener un restaurante elegante en medio de los asaderos.

La construcción de la marca fue con el objetivo de que sea un elemento diferenciador favorable de los establecimientos gastronómicos, dentro de unos parámetros de alta calidad que hagan mucho mas competitivo al Meta como destino. 

Los establecimientos gastronómicos fueron evaluados en aspectos como: acceso y exteriores, instalaciones como zonas comunes, comedor y cocina; aseo, oferta gastronómica, procesos de calidad y sostenibilidad, e innovación y uso de nuevas tecnologías.

Para lograr esta certificación, los restaurantes tuvieron que acreditar el cumplimiento de las técnicas de manejo de los platos típicos llaneros y superar los estándares de calidad exigidos en las auditorias, que Formagroup realizó a finales de 2014. Para determinar estos estándares se valoraron, entre otros aspectos, la oferta gastronómica típica llanera, la sostenibilidad medioambiental, la promoción y la tecnología.

La Cofradía se ha destacado por brindar un servicio de alta gama en donde los comensales podrán disfrutar de una exquisita experiencia alrededor de la buena comida y el vino, desde su fundación el 13 de abril de 1995.

Click Aqui para escuchar: Entevista Radial - Youtube